miércoles, 25 de noviembre de 2020

Cuentos - Hernán Hoyos

 


SINOPSIS:

Este libro de Hernán Hoyos, no es producto de sus últimos años de labor literaria. Se trata de una selección de cuentos escritos en temporadas anteriores y posteriores al éxito de “Ron, Ginger y Limón”. Ahora el autor, urgido por un público que le reclama nuevamente, se dispone a publicar una serie de trabajos de ficción que verán la luz de acuerdo al orden con que han salido de su máquina de escribir.

Iniciamos la serie con “Cuentos”, entre los cuales está incluido “Las Hermanas del Coronel”, pequeña obra maestra del género, según el jurado de Editorial Novaro-México, que adjudicó a la historia uno de sus premios latinoamericanos para cuento de misterio.

Si las circunstancias nos ayudan, seguirán tres novelas: “Todos nos condenamos”, “Aquella Vieja Fantástica” y “El Bruto”.

Los Editores

[Fuente: contraportada libro impreso]

Memorias fisiológicas - Hernán Hoyos

 


SINOPSIS:

…Hernán Hoyos cuenta su propia historia como escritor, editor y distribuidor de sus libros en "Memorias fisiológicas" que es uno de los últimos que publicó; allí dice por ejemplo que alcanzó a publicar uno o dos títulos de literatura digamos seria y tiempo después quién le sugirió escribir de esa temática "picante" fue José Pardo Llada, eso es de lo poco que recuerdo; he leído varios libros de Hernán Hoyos, recuerdo un diálogo, de pronto de "Sor terrible", en el que el protagonista insulta a su pareja y le dice: "por qué hiciste arepas con Sor Terrible, hijueputa". Es curioso el escritor y su obra y muy bienvenidas serán las reseñas que leeré como los otros 14 lectores.

[Fuente: http://doblemachete.blogspot.com/2010/01/plan-2010.html]

Los Híbridos - El último día sobre la tierra - Volumen 4 - Mario Mendoza y Keco Olano

 


SINOPSIS:

Inundaciones, tormentas prolongadas, sequias interminables, tsunamis, migrantes cruzando Centroamérica o intentando llegar a costas europeas para sobrevivir, hambrunas, una bomba demográfica de más de siete mil millones de personas a punto de estallar cada día... Empezamos a presentir que nuestra especie si es capaz de autodestruirse. En El último día sobre la Tierra diez personajes se verán abocados a enfrentar esa catástrofe inminente. El Boletín de Científicos Atómicos dice en su informe de enero de 2020 que la humanidad se encuentra a cien segundos del fin del mundo. Nunca habíamos estado tan cerca. Los protagonistas de esta primera temporada tendrán que enfrentar esta contundente verdad.

Mariana Santamaría es una cantante de rock aclamada por multitudes enardecidas que aman sus letras y sus canciones. Sus conciertos son multitudinarios. Pero en secreto, sin que nadie lo sepa, ella se hunde en abismos psicológicos insondables. La vida le parece vacía, un territorio de nadie, un precipicio en el que su alma desciende día a día sin remedio. En un viaje a Cuzco hará su mejor esfuerzo por recuperarse. Sin embargo, la espera una historia que supera cualquier explicación racional. Los Híbridos nos conduce a esa zona de la realidad en donde el misterio suele visitarnos, aunque nosotros nos empeñemos en huir de él y en negarlo.

[Fuente: contraportada libro impreso]

El Astrólogo - El último día sobre la tierra - Volumen 3 - Mario Mendoza y Keco Olano

 


SINOPSIS:

Inundaciones, tormentas prolongadas, sequias interminables, tsunamis, migrantes cruzando Centroamérica o intentando llegar a costas europeas para sobrevivir, hambrunas, una bomba demográfica de más de siete mil millones de personas a punto de estallar cada día... Empezamos a presentir que nuestra especie si es capaz de autodestruirse. En El último día sobre la Tierra diez personajes se verán abocados a enfrentar esa catástrofe inminente. El Boletín de Científicos Atómicos dice en su informe de enero de 2020 que la humanidad se encuentra a cien segundos del fin del mundo. Nunca habíamos estado tan cerca. Los protagonistas de esta primera temporada tendrán que enfrentar esta contundente verdad.

Ramón Mutis lleva años estudiando los astros en su observatorio del centro de la ciudad, revisando sus trayectorias, confirmando la influencia que ellos ejercen sobre la vida de los hombres. En su biblioteca se encuentran libros que hablan de astrólogos reconocidos como Tycho Brahe, Kepler o Jean Baptiste Morin. Un día descubre que el presidente de la República corre peligro y que tiene un tránsito difícil en la casa de los enemigos ocultos. Se lo advierte, pero él no le da al asunto la importancia que merece. Y su fatum se cumple de un modo escalofriante. El Astrólogo es el comienzo de una aventura que conducirá a Mutis al descubrimiento de desastres aún mucho mayores.

[Fuente: contraportada libro impreso]

martes, 27 de octubre de 2020

La bella durmiente 2.0 - Armando Silva

SINOPSIS:

Se necesitaba un narrador como Armando Silva para volver a escribir uno de lo más icónicos cuentos de hadas, pero a la luz de contemporaneidad tecnológica de inicios de siglo XXI. La bella durmiente del bosque, originada en la tradición oral, con varias versiones escritas y musicales, coinciden todas ellas en que la hermosa princesa despierta cuando el príncipe la encuentra dormida en su castillo encantado y dándole un beso redentor todo el reino florece. Nada de ello es ajeno a esta Bella 2.0. Solo que esta nueva princesa escrita para adultos, revela secretos ocultos de deseo femenino, escenificados en una nueva trama, donde en cambio de bosques hay clubes bombardeados, no hay castillos sino clínicas, no suenan las trompetas, sino los celulares, no hay versos sino fotografías, las noticias no llegan voz a voz sino por periódico y TV, no hay reyes sino dueños de corporaciones y donde la bella ha de seducir consciente y con la cara tapada, justo su principal atractivo, para exacerbar aún más la loca pasión masculina.

Tenemos entonces el mito de la bella revivido en todo su esplendor y furia por un experto en signos e imaginarios estéticos.

[Fuente: contraportada libro impreso]

Es mi versión y no la cambio - Alí Humar

SINOPSIS:

Mi nombre es Alí Humar González. Tengo 74 años, nací en Colombia, hijo de padre palestino y madre colombiana. He dedicado toda mi vida a trabajar en los medios de comunicación y logré crear un nombre gracias a los muchísimos programas, series y novelas en las que he participado, a veces como actor, otras como libretista y algunas más como director. Al margen de mi trabajo, he estado desde muy joven vinculado a movimientos políticos en Colombia y en otros países, lo cual me permitió tener una mirada más universal de la cosa política y de paso, tratar con reconocidos personajes tanto de nuestro país como del exterior.

La razón de publicar este libro nace de la permanente insistencia de personas allegadas, a quienes les he contado algunas de mis experiencias, pues creen que muchas de esas historias no deberían quedar sepultadas en el olvido y que mi deber sería darlas a conocer.

Estoy de acuerdo en que algunas anécdotas, por el hecho de figurar en ellas reconocidos personajes del arte, el deporte, la política y la farándula, pueden concitar algún interés. Pienso también que por ser yo un personaje mediático y con un cierto nivel de reconocimiento, podría aportar un poco más para lograr la aceptación del público.

Así pues, he compilado 89 historias, todas absolutamente ciertas, que fueron transcurriendo a lo largo de mi vida desde los años cincuenta hasta hoy. Algunas de estas anécdotas tienen como único valor una situación absurda o graciosa por la que tuve que atravesar en determinado momento; otras, por el contrario, tienen una connotación más profunda, pues hacen parte de momentos importantes de la vida del país. Por estas narraciones van a desfilar personajes famosos como Miguel Ángel Asturias, Roque Dalton, Joan Manuel Serrat, Piero, Pacheco, Edgar Perea, Belisario Betancur, Jaime Bateman y muchos otros con los cuales he compartido parte de mi vida. Espero que estas anécdotas, a veces asombrosas, en ocasiones inusitadas, pero siempre divertidas, sean también del agrado del lector.

[Fuente: contraportada libro impreso]

Fiestas y funerales: un recorrido por la Colombia trágica y frívola, lo mejor de Contraescape y otros textos - Enrique Santos Calderón


SINOPSIS:

Dividido en cinco grandes temas que arrancan en los años sesenta y llegan hasta nuestros días, este libro reúne los mejores escritos de uno de los más agudos analistas del periodismo colombiano del fin de siglo.

Estos textos ─seleccionados por su autor─ recogen por primera vez una visión de conjunto de una larga y polémica obra periodística y constituyen un singular testimonio sobre la reciente historia de Colombia.

Enrique Santos Calderón escribió la columna “Contraescape”, durante 35 años en el diario EL TIEMPO y llegó a ser la más leída e influyente del país. Fundador con Gabriel García Márquez de la revista “Alternativa”; ganador de varios premios nacionales e internacionales de periodismo; autor de cuatro libros sobre narcotráfico, guerrilla, paramilitarismo y corrupción política. Desde 1999 es codirector del diario EL TIEMPO.

[Fuente: contraportada libro impreso]

Historias privadas de la libertad – Mis primeros siete años en la cárcel - Johana Bahamón


SINOPSIS:

Vivimos la vida inconscientes de un riesgo permanente y factible: perder nuestra libertad; pero, como evidencia en este libro, lo único que se necesita para ir a dar a una cárcel es estar libre. Una vez allí, si tenemos la desgracia de caer, lo más probable es que pidamos a la vida, a la justicia y a la sociedad una nueva oportunidad para rehacernos. Johana Bahamón cambió su vocación de actriz, junto con su talento y su éxito, por un proyecto humanista a favor de quienes han perdido la libertad y anhelan esa segunda oportunidad para redimirse.

En Historias Privadas de la libertad, Johana hace un paralelo de su historia personal con la de varias personas que terminaron en una cárcel por distintas razones. Son vivencias habituales y conmovedoras que, cotejadas con el admirable fervor con el que Johana se ha entregado a su proyecto, nos llevan a creer de nuevo en lo bueno y lo noble de la condición humana.

Por Jorge Franco, Escritor colombiano

[Fuente: contraportada libro impreso]

martes, 29 de septiembre de 2020

La Reina y el Mariposo - Hernán Hoyos

 


SINOPSIS:

Y si bien Hernán Hoyos muy pronto fue reconocido como “el pornógrafo caleño”, apelativo que le dio celebridad local pero también ocultó su versatilidad y destreza en el abordaje de los relatos de aventuras, de misterio, de detectives (o de “novela negra, como La herencia de los Molina; Secuestro de un viejo verde), e inclusive de ensayos históricos (Joaquín de Caicedo y Cuero: biografía del prócer caleño, recién editado tomo 8 de sus Obras Completas; lo mismo que Un barrio lejano y perfumado: la historia del barrio San Fernando donde se crio, o Nefanda nocte septembrina: el intento de asesinato al Libertador Simón Bolívar, frustrado por su compañera Manuelita Sáenz, aún inéditos), llegó a publicar y vender él mismo alrededor de 500 mil ejemplares de sus más de 40 títulos, entre los cuales se pueden mencionar: Sor Terrible; Coca; Aventuras de una sirvienta; La colegiala; El miembro de Lucifer; 008 contra Sancocho; Crímenes de la misa negra; Protectores de doncellas; Las muchachas pobres; La película; Un alegre cabrón; Magola, la prostituta; El bruto y las lesbianas; La reina y el mariposo; El tumbalocas; Aventuras de una bogotana; Sonrisa de diablo; Aventuras de un impotente; Crónica de ultratumba; La fortuna de los Mendieta; Ofelia, la voluptuosa; Inocentes y perversos; El profesor corrompido; El precio de la lujuria; El club del beso negro; El precio del crimen; La alcahueta; En calzones llegó la desconocida; Se me paró el negocio…

Ediciones en rústica que pasaron de mano en mano y acompañaron e hicieron las delicias de varias generaciones de adolescentes durante sus primeros descubrimientos y escarceos hormonales, por allá a finales de los años 60 y en los 70 y 80, hasta cuando finalmente escribió y publicó a mediados de los años 90 su autobiografía Memorias fisiológicas, tras lo cual abandonó la literatura y silenció para siempre sus cuatro máquinas carramplonas de escribir Rémington en las que gestaba igual número de novelas al mismo tiempo.

Por Luis Alberto Díaz Martínez, Escritor, editor y comunicador independiente - Productor del programa de televisión REVOLTURAS por Canal 14
Editor de los periódicos culturales Caligrafías y Calidoscopio
Cogestor de 
EscritoresVallecaucanos.com


[Fuente: http://escritoresvallecaucanos.com/hernan-hoyos-pionero-y-veterano-de-la-sexo-ficcion/]

El cuaderno secreto - Hortensia Moreno

 


SINOPSIS:

Para tener un animal no hay nada como vivir en una casa con jardín. El protagonista de “El cuaderno secreto” tenía un perro, Chispa; estaba a punto de inventar un aparato traductor para hablar con los animales y vivía con su madre en una casa con jardín. Pero tuvieron que trasladarse a un apartamento y allí las cosas empezaron a cambiar.

Novela realista en la que un niño de ocho años, con mucho humor, relata en primera persona sus vivencias.

[Fuente: contraportada libro impreso]

Asistencia y camas - Rafael Arango Villegas

 


SINOPSIS:

…Todos los talentos encontrados en nuestra lectura de libros de crónicas de Arango Villegas, se realizan plenamente en su novela Asistencia y camas. En ella se hace evidente lo bien dotado que llegó a estar el autor para el arte de novelar. Su apropiación de la vida y el lenguaje de su región, su experiencia de la condición humana, su oficio y lecturas, confluyeron para hacer de su única novela un entretenido, dinámico, bien tejido y convincente río narrativo, cuya fuerza e interés no decae en ningún momento. Resiste la prueba de las buenas novelas: entregar al lector la impresión-ilusión de que el escritor trabajó sobre modelos reales, tanto a nivel de situación como de personajes; muchos tuvieron existencia real, y fueron, si no tratados, por lo menos muy conocidos por Rafael Arango Villegas: éste, además de cambiar su nombre, apenas si habría de retocar aquí y allá la aventura de sus vidas.

No sólo en la sabia construcción de personajes claramente diferenciados, en el humor de corte picaresco de la casi totalidad de situaciones y en la nota de suspenso que trae cada episodio, se encuentra el secreto de la indiscutible amenidad de esta novela, sino también en la maestría de los diálogos. Y esta maestría, en modo alguno inferior a la de Carrasquilla o Rendón, extrae su poder, de un lado, del hechizo polémico y chismoso que anima casi siempre los vigorosos intercambios de palabras, y de otro, del brillante dominio y uso del lenguaje coloquial de las gentes antioqueñas del pueblo. El autor les da generosamente la palabra a sus criaturas, éstas hablan de acuerdo a su carácter particular, y todos lo hacen con las palabras del castellano hablado en su región por las gentes sencillas, por la masa anónima que los ha inspirado. No cabe duda de que mucha de la vitalidad de la narración proviene de ahí.

Por Jairo Morales Henao

[Fuente: https://www.banrepcultural.org/biblioteca-virtual/credencial-historia/numero-53/rafael-arango-villegas-gran-cronista-humoristico-del-viejo-caldas]

lunes, 28 de septiembre de 2020

La historia publicitaria de las marcas colombianas más valiosas II - José María Raventós

 


SINOPSIS:

La historia publicitaria de las marcas colombianas más valiosas saldrá en un libro.

En alianza con Portafolio, el publicista José María Raventós, hará
el lanzamiento de esta publicación en junio próximo.

POR: PORTAFOLIO ABRIL 27 DE 2016 - 12:23 A.M.

En el campo del mercadeo, hay dos principios que nadie puede rebatir: uno, que las marcas son el activo más valioso de cualquier empresa. Hay casos de compañías en las que el 70 por ciento de su valor es el prestigio de su nombre, mientras que el otro 30 por ciento, es lo que valen sus activos físicos. Esta relación es aún mayor en las empresas tecnológicas, donde los bienes son menores que los de una fábrica de productos o una empresa tradicional.

El segundo punto, es que el valor de la marca está en su comunicación, es decir, en el tipo de mensaje y los canales de transmisión para hacer que este les llega a los consumidores y a la sociedad en general. Publicidad, RRPP, Empaques, Pop, Acciones btl, junto con la actitud del equipo humano de la empresa, desde la recepcionista al presidente, son las herramientas, que crean el valor de una marca.

“Basados en estos principios indisolubles creamos un libro de lujo, de 280 páginas, que se llamará “La historia publicitaria de las marcas colombianas más valiosas”, afirma el publicista José María Raventós.

La publicación, que será editada por Portafolio, y saldrá al mercado en junio próximo, se convertirá en un documento histórico, sobre la forma como se han creado las marcas del país y la manera como lograron el prestigio que hoy tienen, y que han podido convertir en valor real.

Está dirigido a los directivos de las empresas, inversionistas, proveedores, compradores y agencias de publicidad.

El libro le dedicará ocho páginas a cada una de las marcas, en donde se encuentra su historia y evolución a través de su publicidad durante el tiempo, es decir, la manera como ha manejado su mensaje ante los consumidores de marcas, fueron seleccionadas del escalafón que elabora anualmente la firma Compass Branding sobre las 150 marcas más valiosas de Colombia.

No se trata de hablar de los fundadores o de su historia admirativa o gerencial, si no de mostrar su exitosa estrategia de comunicación.

El libro incluirá imágenes de los avisos publicitarios de las marcas a través de los años, lo que permitirá hacer un seguimiento a la comunicación estratégica de los productos diseñada para generar recordación positiva entre los consumidores. Cambios de logotipos, evolución en imágenes, mensajes, avisos, etiquetas y presentación de los productos.

El trabajo editorial no deja por fuera las marcas colombianas que alguna vez fueron valiosas, pero que desaparecieron, por diferentes circunstancias. La publicación dedicará un capítulo llamado “Recordar es vivir”. Los lectores podrán ver los avisos de esas marcas de productos que ya no están en el mercado.

EL FORMATO

El libro tendrá una presentación de lujo de 20,5 centímetros de ancho por 31,5 de alto y un total de 280 páginas. Cada marca mostrará las piezas publicitarias más representativas de su historia, desde sus inicios a la fecha.

Este es el resultado de una profunda investigación por parte del autor y de su equipo de trabajo, en alianza con Portafolio. La circulación inicial será de 1.500 ejemplares.

MÁS DE 155 PREMIOS HA RECIBIDO EL AUTOR

José María Raventós, uno de los publicistas más reconocidos de la publicidad colombiana; creador de El Tigre de Suramericana y Colombiana la Nuestra, y con más de 155 premios obtenidos durante su larga carrera profesional.

Además de su autoría son más de 40 libros exitosos, entre los que se destacan:

100 Años del Sector Asegurador a Través de la Comunicación; 100 Años del Sector Alimentario en Colombia a Través de la Comunicación; 100 Años del Sector Automotriz en Colombia, a Través de la Comunicación; 100 Años del Sector de la Belleza y Cuidado Personal en Colombia, a Través de la Comunicación; 100 Años del Comercio en Colombia a Través de su Publicidad; 100 Años del Sector Financiero en Colombia, a Través de la Comunicación;100 Años de la Medicina en Colombia a Través de la Comunicación; 100 Años de la Moda en Colombia a Través de la Comunicación, 100 Años de la Salud en Colombia a Través de su Publicidad; y “ANDI, 65 Años en imágenes Publicitarias de sus Empresas”.

 

[Fuente: https://www.portafolio.co/tendencias/libro-historia-publicitaria-marcas-colombianas-valiosas-publicara-junio-2016-494805]

jueves, 27 de agosto de 2020

Historia publicitaria de marcas queridas y valoradas por los colombianos 1 - José María Raventós


SINOPSIS:
Las Marcas Más Queridas, son las más compradas por su target natural; y el camino para llegar al corazón de los consumidores, y ser una marca querida y valorada está en su publicidad.
Este libro recoge la publicidad de un buen número de marcas queridas por los colombianos.
[Fuente: solapa libro impreso]

lunes, 27 de julio de 2020

Sí, Cariño - Joaquín Salvador Lavado Tejón "Quino"


SINOPSIS:
Este libro de geniales y simpáticas ilustraciones tiene por objeto contar a través de sus imágenes, historias de parejas y el humor que subyace en ese tipo de relaciones. Los protagonistas de estas aventuras breves y profundas son personas normales que hacen su vida con cierta cuota de surrealismo que le otorga al cuadro cierta metaforización de la existencia, haciendo más caricaturesco el ambiente que rodea a cada situación. Estamos frente a un estilo de humor que bordea lo irónico y ácido del existir, penetrando en la infelicidad y lo paradójico de la condición humana. Así vemos personajes enfrentados a sus miedos, a las desigualdades, las injusticias, el machismo, el matriarcado, la burocracia, el desengaño. Los chistes regalarán una sonrisa al lector avezado frente a la propia estupidez y crueldad humanas.

La mirada mordaz e irónica de Quino, su genial trazo e imaginación, nos trasladan ahora al mundo de las parejas. El amor visto con humor en Sí... cariño, una selección de las mejores tiras e historietas cómicas del humorista argentino en relación con las relaciones de pareja, el amor y el desamor, la vida en común, el compromiso o la pasión. Y todo llevado con la sensatez y la visión particular a la que nos tiene acostumbrados Quino.

miércoles, 24 de junio de 2020

El fútbol es sagrado - Roberto Fontanarrosa


SINOPSIS:
La que yo digo era en blanco y negro, se llamaba “Match en el infierno “y la dieron hace mil años. Era una época en que íbamos siempre al cine, especialmente con Fernando y, muchas veces, veíamos tres películas seguidas, entrando al cine a la siesta y saliendo cuando ya era de noche. Nadie podía imaginar ir al cine a ver una sola película, como ahora, o ir a ver la película principal y no la de complemento. Era como tirar la guita, como estafarse a sí mismo. Por esa razón vimos tres veces, con Fernando, “El rubí sangriento”, una película de pistoleros, en Centroamérica, con ventiladores de techo y un malo que masticaba cacahuetes, andaba en silla de ruedas y terminaba haciéndose pelota al venirse en banda por un precipicio. La única virtud, quizás, de “El rubí sangriento”, era que siempre, no sé por qué misteriosa lealtad, iba de complemento de las de Jerry Lewis y nosotros éramos fanáticos de Jerry Lewis.
Lo cierto es que, apenas nos enteramos de que “Match en el Infierno” era de fútbol, nos fuimos con Fernando de cabeza al Monumental. Creo, incluso, que fuimos mucho más temprano, creyendo que había preliminar de reserva. Y era polaca, o checa (tendría que preguntarle a Daniel). Una película seria de esas con poca música, como “Kanal” y que terminaba para la mierda, como deben terminar las películas serias. Nada que ver con la fantochada de “Escape a la victoria “, que dieron hace poco, como segunda versión en tecnicolor y cinemascope, de aquella digna “Match en el Infierno”.
Por supuesto, por respeto a la memoria de la primera, no fui a ver esta otra, máxime cuando me enteré que atajaba Sylvester Stallone. Me pareció bien que, en un film donde laburaban Ardiles y el negro Pelé, entre otros, lo mandaran al arco al troncazo de Rambo pero, así y todo, juré no volver al cine mientras atajara ese tipo. De cualquier manera, después, me enteré del resultado de la película por la radio y por los diarios: por supuesto, todo había sucedido como yo lo temía. En lugar del final amargo y lógico de la versión antigua, acá los prisioneros del campo de concentración no solo ganaban el partido contra los guardianes nazis, sino que, en medio de la euforia entendible de su sufrida parcialidad, aprovechaban el festejo y se viraban del cautiverio aumentando la decepción del Tercer Reich. No podía esperarse otra cosa de Stallone. Si no había considerado un producto comercialmente vendedor la derrota norteamericana en Vietnam, al punto de trocarla en victoria en su delirante colección de Rambos… ¿cómo podía esperarse que aceptara el áspero epílogo de “Match en el infierno”? Sylvester es uno de los que no se aguantan esas cosas, como no se aguantó el final de “Primera sangre”, el atrapante librito de David Morrel, de donde sacó a John Rambo. En “Primera Sangre” el ex combatiente de Vietnam termina recagado a balazos, como muy lógico corolario para cualquier tipo que le pegue a la policía, mate a varios de ellos y, por si todo esto fuera poco, destruya un pueblo de punta a punta. Sylvester consideró que no era constructivo deprimir así a sus compatriotas y, en su película, si bien Rambo termina llorando como un mariquita, queda lo suficientemente vivo como para enfrentar los futuros riesgos de varias superproducciones más. No dudo que, si el día de mañana, Stallone decide poner de nuevo en la pantalla “El extranjero“ de Camus, no terminaría muriendo en una pestilente cárcel árabe como le pasó a Marcello Mastroianni. Sylvester encabezaría un motín para escaparse con el resto de aquellos desdichados y se casaría por fin con la hija del jeque tras poner entre rejas a Yasser Arafat, el comandante Carlos y un centenar de fedayines de “Septiembre Negro”.
Pero a lo que voy es a esto, retornando al tema de la remota “Match en el infierno“: esa película me dejó una frase reveladora, un mensaje para la posteridad. Presten atención. Porque muchas veces uno va a ver infinidad de películas que se promocionan y anuncian como verdaderos reservorios de mensajes fundamentales: “Una película que cambiará su vida” dicen los anuncios, “Una revelación que lo acercará a la verdad como una luz cegadora”, promete. Y pese a que uno es reacio a ilusionarse pensando que, por la exigua cantidad de dinero que insume una entrada de cine, alguien pueda revelarle el recóndito secreto de la existencia, esos clarines publicitarios suelen atraerlo. Por supuesto, luego, dichos mensajes no son para uno, sino para la dama o el caballero que está sentado al lado y en la mayoría de los casos, la película no se entiende un carajo. A veces sí, un destello extraño parte de la pantalla como si un rayo perdido del haz de luz escapado del proyector rebotara en ella y se nos clavara entre los dos ojos como una astilla de plata. Me pasó una vez a mí, en una película que agarré empezada, de complemento, y me dejó completamente pelotudo. La película se llamaba “Cleo de 5 a 7“ y, aún hoy, no he podido explicarme el porqué de tamaño impacto. Tampoco han podido explicármelo los psicólogos, quizás porque de 5 a 7 sea una sesión demasiado prolongada para ellos.
Pero retornemos a “Match en el infierno”, que es a lo que quiero referirme, y a esa frase que conjuga el mensaje pleno de sabiduría y realismo.
Voy a refrescar un tanto la línea argumental de aquella película para explicar al lector inadvertido, más o menos, por donde va la cosa.
La acción transcurría en un campo de concentración alemán, en la Segunda Guerra. Para celebrar ya no recuerdo qué, una celebración que convocaba a varios líderes nazis, los capos del campo deciden hacer un partido de fútbol entre los guardianes y los presos. Los presos aceptan, a pesar de que no se los veía con el mejor ánimo ni con un excelente estado físico. Pero tenían una carta en la manga: entre ellos había un húngaro que era un jugador profesional, que la rompía, la hacía trapo. Supongo que había allí una resonancia ligada a la realidad, no sé si Puskas, o Kocsis, o Boszik, alguno de aquellos integrantes de esa formidable línea delantera húngara, había sido prisionero de los germanos en la vida real. Este tipo, el húngaro que la hacía de goma, se llamaba, o le decían, “Jo” (¿sería ese el nombre? ¿Por qué me viene a la memoria, si no? Juraría que era así). Se llamaba Jo. Muy bien.
Los prisioneros, una multinacional de harapientos, comenzaban, entonces un duro período de entrenamiento bajo el permiso alemán, para enfrentar a la fuerte escuadra de la cruz gamada. Jo estaba muy animado ante la posibilidad de volver a ponerse los cortos, pero… ¿qué ocurre? ¡La verdadera intención del grupo de prisioneros era escaparse! Huir del campo de concentración aprovechando las relativas libertades que les daban sus captores. Cuando le comunican eso a Jo, éste se chiva realmente ¡Él quería jugar el partido! ¡A él que no le vinieran con el asunto de pirarse cuando ya se veía de nuevo pisando el verde césped y había atesorado en sus oídos el embriagador repique del balón sobre la grama! ¡El partido estaba hecho y nadie de ley, nadie que sea verdaderamente futbolero, sea choro o vigilante, deja de lado un desafío para escapar de un campo de concentración por más fulera que sea la comida! Los otros muchachos, los contra, habían conseguido camisetas para todos, tenían la pelota, habían alquilado la cancha, habían hablado con el referí, hasta le habían puesto redes a los arcos… ¡Y ellos se iban pirara antes del partido como unos maulas! ¿Quién iba a querer después, hacerle un partido a los prisioneros? Por supuesto, cuando se lo dijeron, Jo se puso para la mierda. Y fue ahí, ahí mismo, cuando pronunció esa frase que para mí se inscribe entre los grande speeches del cine mundial, comparable al discurso de Marlon Brando ante el cadáver de Julio César, o a los argumentos de Spencer Tracy en “Heredarás el Viento”. Jo agarró la pelota, la tiró para arriba, la durmió en el empeine cuando caía y dijo: “¡El fútbol es Sagrado!”.
Aunque sea difícil de creer, pese a la magnificencia del pensamiento, el resto del plantel no le dio bola, no se impresionó ante su retórica, no advirtió que estaba ante una sentencia que cortaba en un tajo la historia del más popular de los deportes. Le contestaron que ganando o perdiendo eran boleta, que había que huir. Jo, de mala gana, lo acepta. Intentan escapar, entonces, y los atrapan. Ante esta falta de espíritu competitivo, los alemanes, respetuosos del programa ya impreso, atentos a un público que saboreaba de antemano el encontronazo deportivo, pero sin olvidar los requisitos disciplinarios exigidos por la FIFA, emiten un fallo: la lista de buena fe del equipo de prisioneros, completa, será fusilada luego del encuentro, sea cual fuere el resultado.
Para hacerla corta: juegan y, en el primer tiempo, los germanos les pasan por arriba. En base a sus virtudes históricamente reconocidas, empuje, velocidad y pases largos, el team de los teutones, donde militaban un par de rubios que sabían, se va a los vestuarios con una nítida y justa ventaja, hay que reconocerlo. Colaboró con ese resultado, por cierto, el prácticamente nulo aporte de Jo para su equipo. El húngaro no había podido superar, era notorio, el duro impacto emocional que significa, para cualquier volante creativo, saber que será fusilado luego de las duchas. Debemos recordar, también, que los magyares son algo latinos y, por ende, más propensos a sufrir anímicamente las presiones del entorno. Pero algo ocurre al comienzo del segundo período, que transforma a Jo. No lo recuerdo bien. Tal vez lo que varía su conducta es que se veía venir una goleada memorable y un toque de novela ante el “olé” enfervorizado de la parcialidad germana. Yo creo que eso fue lo que tocó la fibra del jugador internacional. Ese relajo, ese “tomala vos y dale a Hans” desató el tigre dormido que habita en el orgullo de todo jugador que se precie. “La puta madre que lo reparió – habrá pensado Jo por más caído que estuviese-. ¿Cómo me van a venir a dar un toque a mí estos troncos?” Porque convengamos, el equipo alemán era bueno, pero bueno para jugar entre los giles.
Jugando con algún rejuntado de oficina la podían pisar más o menos, pero no eran ni Beckenbauer ni Gerd Muller ni Bonhof ni ninguno de esos. Y el otro, Jo, había sido internacional de los magyares, mi querido, que con Ferenc Puskas darían la izquierda más esclarecida del comunismo y en el 53 le harían la fiesta a los ingleses por 6 a 3 en el mismísimo estadio de Wembley.
La cuestión es que Jo se enojó, cazó la globa, la puso bajo la suela… y andá a cantarle a Gardel. En treinta minutos dio vuelta el partido, hizo tres pepas y hasta le puso la pelota del gol del triunfo al narigoncito judío que jugaba de once y que tuvo la mala idea de ir a gritárselo a la tribuna alemana, adonde estaba la barra brava de los nazis. Los alemanes se enojaron y no esperaron hasta la pitada final. Ahí no más los cagaron a tiros a todos, certificando que es muy difícil ganar de visitantes.
Abandonamos el cine, aquella tarde inolvidable, convencidos de que, si bien finales violentos como aquel le hacían mucho mal al fútbol, habíamos acuñado una frase rectora para la vida.
Desde aquella revelación hasta nuestros días, nunca me he sentido solo en el inquietante sendero de la existencia.
Cuando algún irresponsable, algún advenedizo o inimputable me invita a una tertulia literaria un sábado por la tarde, o insiste en convidarme a cenar una noche en que se televisa un partido de fútbol en directo, las sabias palabras del talentoso mediovolante húngaro vuelven a mis labios para abofetear al atrevido. Y éste ya no reitera su afrentosa oferta. Sabe que no hay razones, ni argumentos, ni sobornos, que tuerzan el soberano designio de lo sagrado.
Por Roberto Fontanarrosa

sábado, 23 de mayo de 2020

Mis dieciocho centímetros (a la sombra) y más humor de Sirirí - Mario Fernando Prado López "Sirirí"


SINOPSIS:
No resulta fácil escribir de humor en un medio tan convulsionado como el nuestro, pero cuando se consigue se torna en una de las tantas paradojas de un país que gusta de reír por fuera así esté llorando por dentro.
Y es que ese sentido del humor del colombiano, capaz de burlarse de sí mismo y de hacer mofa de sus propias desgracias, es quizá lo que nos ha mantenido a flote y no nos ha dejado hundir.
Lástima sí que no practiquemos más ese don de reírnos y de gozar con nuestras propias flaquezas y debilidades porque ello nos hace más llevadera la vida.
He advertido que mis lectores(as) se divierten con Sirirí: Lo buscan, lo recortan y es muchas veces punto de referencia en sus comentarios y opiniones porque, la verdad sea dicha, detrás del pajarraco que arranca carcajadas al más serio y silente de los lectores, hay unas tremendas cargas de profundidad que se sueltan sin querer queriendo. No en vano Sirirí practica el mamagallismo, única manera de decir las verdades en este país, a juicio de don Gabriel García Márquez.
Quise hacer una nueva recopilación de mis columnas de humor en vista de la ausencia de éste género en los estantes de las librerías, hoy plagadas de ensayos, críticas, biografías, auto-relajaciones, crecimientos personales y ciencias del más allá, que nos ponen a todos más adustos y más trascendentales de lo que debemos ser.
Ahí les entrego, pues, Mis 18 centímetros (a la sombra) y más humor de Sirirí, un aporte jocoso para que dejemos las tristezas y las melancolías y para que podamos sonreír con la seriedad y la responsabilidad que implica el hacer reír en serio en este país tragicómico en el que sigue siendo hermoso tanto nacer como vivir.
Por: Mario Fernando Prado López "Sirirí"

sábado, 11 de abril de 2020

Objetos y costumbres de Bogotá 1ª Subasta - Instituto Distrital de Patrimonio Cultural y Asociación Mercado de Pulgas de San Alejo


SINOPSIS:
El Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, en un trabajo colectivo con la Asociación Mercado de las Pulgas San Alejo, organizó la primera subasta de objetos cotidianos de los habitantes de la capital.  Este catálogo es una muestra del trabajo hecho por el Instituto y la Asociación, en su propósito de reconocer a estos “objetos” como bienes que puede ser meticulosamente identificados, conservados y valorados, aun cuando la normatividad no los reconozca dentro de una categoría oficial como la de Bien de Interés Cultural.
En ese sentido, siguiendo la misión del IDPC de divulgar el patrimonio cultural de Bogotá, la Subasta se constituye en una puesta en valor de objetos que desde su sentido cultural, social e histórico, nos permiten evocar sucesos que nos conectan con otros tiempos y situaciones vividas dentro de nuestra ciudad.
El Instituto Distrital de Patrimonio Cultural apoyó y asesoró la organización y realización de esta subasta en la que se comercializaron objetos de los vendedores de la Asociación Mercado de las Pulgas de San Alejo en su beneficio económico exclusivo, con los objetivos de consolidar los lazos entre el Estado y la sociedad civil para el reconocimiento del patrimonio cultural mueble bogotano.  Así mismo, se consolidó en una invitación a la ciudadanía a hacer parte de esta subasta como un medio para crear vínculos con la memoria de la ciudad y a sumarse a la campaña de protección y reconocimiento del patrimonio cultural.

sábado, 28 de marzo de 2020

Enfrentando el Bullying - María Villegas


SINOPSIS:
El bullying afecta a un 70 por ciento de los niños latinoamericanos. Párale bolas.

Basado en estudios científicos sobre el tema, este libro te permitirá conocer los agresores, las víctimas, los testigos, los tipos de acoso, el papel de los medios y las redes, al tiempo que te dará herramientas para blindarte, denunciar, fortalecer tu autoestima, superar el miedo, convocar la solidaridad de tu entorno y todo lo demás que necesites para prevenirlo y superarlo.
“No todos somos responsables del bullying, pero sí de detenerlo” – Christina Salmivalli
[Fuente: contraportada libro impreso]